Hacia dónde va la logística?

Cada día es más integral, ofrece la oportunidad de optimizar nuestros recursos en todas las áreas de la empresa y de mantener los estándares de calidad y atención al cliente.

La logística está ligada, desde sus comienzos, a la vinculación entre producción y distribución, pero frente al continuo crecimiento de las mega-ciudades se convierte en uno de los grandes desafíos actuales y a futuro. Afortunadamente también se enriquece con tecnologías innovadoras, herramientas matemáticas y el manejo del big data que le permita, no sólo surtir, sino predecir.

Con frecuencia escuchamos en las noticias sobre diversas logísticas, o mega-tendencias, que buscan resolver nuevos y viejos problemas. Comentaremos 10 de ellas:

1.- Reducción de la huella de carbono.

Este compromiso obliga a las empresas, sobre todo de base europea, a medir y reducir su producción de CO2. En este sentido, la tendencia a usar vehículos eléctricos o con motores eficientes no sólo es un tema de ahorro de gasolina pos su costo. Algunas reacciones con la creación de mercados de CO2, donde las empresas compran el derecho de contaminar o vender la generación de oxígeno. Novartis Argentina, por ejemplo, produce suficiente oxígeno para justificar su producción mundial de CO2 bajo la premisa: “o contaminar menos, o producir más oxígeno”.

2.- Logística Urbana.

Las restricciones para la planeación urbana van en aumento. Las ciudades ya no pueden contener vehículos de reparto y recolección de dimensiones excesivas circulando en sus calles. No será necesario disminuir el tamaño de los vehículos en las ciudades a fin de consumir menos contaminantes y tener mayor espacio de vialidad, incrementando al mismo tiempo la seguridad urbana?

3.- Desmaterialización de bienes y servicios.

Las industrias de música, editoriales y cine cambiaron radicalmente debido a que sus productos se pueden desmaterializar y enviar a través de bits y bytes. Antes, su fortaleza radicaba en la distribución. Hoy la realidad es distinta: las tiendas de discos, de renta de videos y las librerías han reducido sus puntos de venta, y las bibliotecas se están transformando en reliquias históricas. Muchos de estos viejos conceptos comerciales han sido sustituidos por innovadoras empresas como Netflix, Amazon o iTunes.

4.- Near Shore y Off Shore.

Ambos términos se refieren a la tendencia de mover algunas áreas de servicios, sobre todo de outsource, cerca o lejos del país de consumo. Influye la necesidad de ofrecer menores tiempos de entrega, lo que exige reducir los recursos que se invierten en el negocio y por consiguiente en los inventarios.

5.- Multimodalidad.

El avance de las matemáticas y el poder de cómputo hace que los modelos de planeación y ejecución de logística sean cada vez más realistas y sofisticados. Conceptos como “Optimización Robusta”, donde el criterio de optimización no es sólo buscar la más estable considerando un futuro incierto, son la norma utilizada por las empresas. A esta tendencia se le llama también “Analytics”, término con el cual se intentó rebautizar a la disciplina de la Investigación de Operaciones, argumentando que este segundo término no se entendí nada. “Analytics” se usa en el día a día de la logística, pero también de la mercadotecnia, explotando la información personal.

6.- Desmonetización.

Cada vez se utilizará menos dinero en efectivo, a esto se la llama desmonetización de la economía. Es inevitable esta bancarización pues tres intereses convergen: el gobierno (por motivos fiscales), las personas (porque cargar dinero en efectivo es molesto) y los comercios (porque es impráctico manejar tanto efectivo). Hoy, las redes de transporte de bienes de consumo, principalmente alimentos, se plantean el cómo llegar primero a las tiendas de la esquina, porque actualmente el que llega primero, vende y se lleva el efectivo.

7.- Share logistics

Compartir vehículos y recursos parece una opción natural de la búsqueda de la eficiencia.  Compartir es la palabra del mañana; compartir música, o departamento, o auto, o vacaciones, es un movimiento popular, informal e imposible de controlar. Es la base de la red de transporte Uber, ¿Qué puede detener a dos particulares compartiendo algo?.

8.- 3PL y 4PL

El primer concepto se refiere a la terciarización de la flota de transporte – e incluso del almacenamiento del producto y, en algunos casos, el surtido del mismo- y 4PL consiste en la terciarización de la planeación y supervisión del transporte. Parecería que la logística es sólo para expertos, y que el transporte y almacenaje no son actividades fundamentales en algunas empresas, así que muchas empresas optan por el outsourcing: Que sean otros los que tienen y operan los camiones, otros los que planean y supervisan la ejecución.

9.- Planeación Financiera y de la Cadena de Suministro.

Existe un flujo en sentido opuesto al de los bienes (productor al consumidor) que regresa el dinero (consumidor al productor). A esto le llamamos Flujo Financiero de la Cadena de Suministro.

10.- Globalización.

El fenómeno de la Globalización influye de manera radical en los fundamentos de la industria logística: se crean economías y modelos de asociación empresarial que definen las nuevas rutas, los lugares en los que conviene invertir, dónde desarrollar infraestructura, etc. El surgimiento de mercados unificados como el futuro acuerdo transpacífico (TPP) o el potencial acuerdo NAFTA- Unión Europea, continúa detonando oportunidades de negocio que sólo la escala puede dar para impulsar el desarrollo económico.

Parte del artículo de Felipe Villegas y Javier Fuentes en la Revista Itsmo 335.

Anuncios