En México, tanto a nivel empresarial como personal o individual sufrimos de una serie de delitos como el engaño, el fraude, la extorsión, el robo, la mentira, entre otros muchos. Pero las preguntas son: ¿Por qué sucede esto? ¿Acaso es parte de la naturaleza humana el tratar de tomar ventaja desmedida sobre los demás no importando la persona? ¿Lo único importante es lo que yo deseo y pienso a pesar de ir en contra de la naturaleza humana?

México es un país con cerca de 130 millones de habitantes, de los cuales más de 65 millones viven en pobreza, dividida en tres dimensiones: pobreza extrema, pobreza alimentaria y pobreza educativa. Pero 30 millones de habitantes del país se encuentran muy cercanos a la pobreza de sustento, lo cual nos daría una cantidad muy cercana a los 90 millones de pobres en un país de 130. Esto significa que prácticamente el 70% de la población tiene una gran carencia de recursos de todo tipo y al mismo tiempo una gran necesidad de justicia.

La historia de la humanidad nos ha enseñado a que a través de la imposición de la fuerza y no de las ideas, los seres humanos aprendemos a obedecer y perdemos la voluntad. Así podremos hablar del cómo los aztecas gobernaban en el antiguo México, cómo la invasión española aniquila a un imperio y sus habitantes, cómo la aplicación de la Inquisición alineaba las voluntades a códigos impuestos de conducta, cómo en Europa desde la formación de los países, los reinos peleaban por la posesión de la tierra, por el resultado de las cosechas, por cosas, cómo es que se justificó como un método de gran heroísmo el tema de las cruzadas enfrentando con ello a tres culturas; cómo los mongoles invaden territorios para justificar el espíritu de expansión de pocas personas, cómo uno o dos países actualmente se autonombran “el cuidador o policía del mundo”, justificando con ello procesos invasivos a territorios, países y acribillando personas.

Sin embargo en lo referente a las empresas también tenemos nuestra cadaunadas. Cómo una empresa como ENRON, la sexta empresa más importante del mundo a través del engaño daña a más de 40,000 empleados quitándoles sus pensiones laborales y destruyendo así mismo familias en aras de buscar un mayor rendimiento de la acción. Cómo una empresa como Oceánica obtenga pedidos de forma ilícita con ayuda de funcionarios gubernamentales de alto nivel. Cómo algunos Gobernadores de Estados, Presidentes Municipales, Síndicos, Diputados y Senadores buscan un beneficio propio saqueando las arcas estatales, municipales o nacionales a pesar de –en teoría- tener que cumplir un mandato con las personas. Cómo todo tipo de empresas engaña a sus empleados y proveedores no pagando a tiempo y en las condiciones acordadas señalando que es “una cadenita” que en realidad a la persona o empresa que ya prestó el servicio no debería de importarle su “cadenita”. Cómo las empresas engañan a los clientes no cumpliendo con la promesa acordada y queriendo suplir este engaño con aparentes descuentos o “mordidas” a los compradores. Por qué las empresas no se comprometen con sus colaboradores para el desarrollo real de planes de carrera y vida.

Ahora bien, en temas de Gobierno e impartición de justicia en México, resulta que la apreciación generalizada es que a través de los Derechos Humanos, los delincuentes poseen más derechos y privilegios que las víctimas. En Puente Grande, el penal de Jalisco, la población se ha incrementado de 8,000 reos a 17,000 en los últimos años. ¿Esto significa que somos más eficientes en la captura de la delincuencia o que nuestro sistema de impartición de justicia es lento y obsoleto, ya que además los internos o reos no son de ninguna manera productivos y son los impuestos de todas las personas y empresas los que les mantienen? Imagínense, después de ser víctimas hay que mantener al victimario. Si desean establece una nueva empresa o negocio, los trámites gubernamentales son engorrosos y tardíos, desalentando en todo momento el emprendimiento que tanto requiere este país. La policía en México está muy mal preparada y con salarios raquíticos. El sistema educativo en México alcanza acaso el segundo año de secundaria, debido a que no se puede reprobar a ningún alumno durante sus estudios de primaria y secundaria. Solamente 4 de cada 100 alumnos que inicia la primaria llegan a concluir sus estudios profesionales y solamente 1 de esos cuatro se titulan.

Pero como empleados o colaboradores, por qué hacemos como que trabajamos porque decimos o aseguramos que la empresa hace como que nos pagan. Cómo es posible que pensemos en dañar el patrimonio, no de una persona, socio o familia, sino el de todos aquellos que colaboran en la empresa generando merma, hurtando productos, mintiendo en la información, diciendo lo que el jefe quiere oir y escuchar pero no la verdad, generando abusos en los gastos, acosando a las personas durante las jornadas laborales, no buscando de forma individual el crecimiento a través del estudio y la cultura.

Según Pascal, el hombre busca la felicidad incluso antes de ser ahorcado. El problema es que esta búsqueda es un camino por sí mismo y la vida tiene altibajos constantemente, pero de ninguna manera justifica que abusemos de los demás de cualquier forma de engaño o mentira o fraude o chantaje o robo.

Se dice que “los buenos somos más”, pero también se ha indicado históricamente que se requieren siete personas para armar una revolución. Sin embargo si somos más, por qué actuamos como si fueras menos. ¿Será acaso que no tenemos confianza en las instituciones gubernamentales, en las autoridades empresariales, en los compañeros, en las personas?

El miedo paraliza, genera revancha, busca venganza, nos quita la capacidad de pensar y actuar como seres humanos y nos lleva a comportarnos de manera instintiva como cualquier animal.

Por qué no buscamos cambiar a través de la educación y el ejemplo, a pesar de no obtener los beneficios materiales a corto plazo pero si llevar ese camino que se llama “Felicidad”.

Ahora bien: ¿Usted cómo se comporta?

 

Anuncios