El Balance Score Card (BSC) es la alineación de la estrategia general con las actividades diarias, asegurando el largo plazo y midiendo el desempeño con indicadores clave.

Sin embargo el BSC también es:

  1. Es un sistema de organización estratégica funcionando para toda la organización.
  2. Una herramienta de comunicación para que el personal tenga clara la estrategia, y vea la importancia de su participación en sus actividades diarias.
  3. Es una forma de balancear los objetivos financieros y los no
  4. Un desarrollo corporativo.
  5. Un escenario de responsabilidad creciente y cooperativa.
  6. Es un compromiso para el cambio.
  7. Una alineación de todos los recursos económicos a la operación diaria.
  8. Un esquema interactivo de medición.
  9. Un panel de control.

Si el Balance Score Card tiene tantas cualidades, entonces ¿ por qué falla en las organizaciones ?.

Existen varias razones para esta situación de las cuales podremos nombrar:

  1. Falta de compromiso por parte de los responsables.- Cuando a las personas se les impone un tablero de control integral, siempre pensarán que el proyecto no es de ellos y por lo tanto no tienen responsabilidad sobre él.
  2. Proyectos abandonados.- La resistencia al cambio siempre estará presente en algo nuevo y que saque a las personas de su estado de confort. Siempre tendremos la presión inicial, y depende de los líderes el gestionar adecuadamente, de realizar lo ya aprendido para tratar de minimizar los errores. Esta escusa es bien sabida y detiene el avance de la organización.
  3. Las variables independientes no están correctamente definidas como los impulsores más importantes.
  4. Las áreas y los procesos claves no son fácilmente visibles.- Si no tenemos claramente identificados los cuellos de botella, será muy difícil el intentar solucionarlos.
  5. Las razones financieras contienen mucho mayor ponderación que las razones no financieras, por lo que su ponderación e mayor.
  6. Se establecen indicadores innecesarios o extraños.
  7. No hay relación entre los indicadores de cada una de las áreas y se consideran como “cotos de poder” independientes.

Debemos de recordar que sólo se genera y da el cambio cuando existen metas compartidas, nunca impuestas. Esta función, la de convencer es una de las principales razones y objetivos de los gerentes y directivos.

Cuando no establecemos correctamente un Balance Score Card, se genera frustración en la empresa y en los procesos. Debemos de recordar que la empresa no es solamente una parte de ella sino un ente holístico que incluye todas las áreas de la actividad de la compañía. Todas son importantes y todas hay que medirlas, en donde el enfoque es a la generación de utilidades de la compañía para que la misma pueda ayudar a desarrollar a su personal, cumplir con su compromiso social y mantenerse en el tiempo.

Pregunta: ¿La forma en que mide a su empresa es la adecuada y le ayuda a tomar decisiones para incrementar sus utilidades?

Anuncios