Existen diversas definiciones sobre lo que significa el Innovar. Una de ellas es: “Aplicación comercial de nuevas ideas, invenciones, enfoques creativos y originales, resultado de la experiencia, investigación y experimentación que persigue la creación de valor, diferenciadores y ventajas contra competidores”.

En muchas ocasiones consideramos que el cambiar el empaque, o modificar los colores de presentación del negocio es innovar, pero no es así.

Las empresas, en general, deben de entender que los procesos de Innovación son procesos estratégicos de la compañía, deben de estar incluidos en el ADN de la empresa. No son etapas temporales ni modas ocasionales. La innovación deberá de ser una práctica constante y consistente de las empresas que desean generar barreras de entrada a sus competidores y obtener una ventaja competitiva en el mercado.

Ahora bien, todas las empresas pueden generar un proceso constante y permanente de Innovación?.  Ayúdeme a resolver este dilema por favor.

Las empresas, pasan y sufren sus etapas de desarrollo en cuatro grandes períodos:

  • Incipiente
  • Confiable
  • Competencias
  • Excelencia

En la Etapa Incipiente, las empresas buscan su estructuración están sumamente ocupadas en las tareas rutinarias para la instalación de productos, procesos y sistemas. Es una etapa en la que la empresa busca a como dé lugar el sobrevivir en el mercado. Los temas humanos no tienen una importancia sobresaliente y el foco está dirigido más a los flujos financieros y operativos. El enfoque en esta etapa es a los Procesos y a los Sistemas.

En la Etapa de Confiabilidad, las compañías buscan perfeccionar sus procesos comerciales, operativos y financieros, desarrollando las tareas rutinarias para producir – vender productos y servicios. Buscan a toda costa mantener productos / procesos bajo control. Los servicios de Calidad, Ingeniería y Laboratorios se vuelven de capital importancia. En esta etapa, las compañías ya tienen u obtuvieron “cierto prestigio” en el mercado pero continúan siendo muy susceptibles a los cambios ya que no se tiene fincado con claridad el valor del talento humano, lo que hace que la rotación del personal se vuelva un problema. En esta Etapa el enfoque se destina a las operaciones del negocio.

En la Etapa de Competencias, las empresas buscan muchos proyectos de mejora de calidad y reducción de costos. Es aquí en la que las compañías buscan asesorías en diversos temas como: manufactura, fiscales, financieros,  desarrollo  humano y comerciales. Ahora el problema es cómo institucionalizo a la organización, cómo genero un Gobierno Corporativo para afianzar el desarrollo de tanto tiempo y trabajo generado por los accionistas y colaboradores. El enfoque se basa en procesos de mejora y reducción de costos.

Sin embargo, en la Etapa de Excelencia, las compañías buscan permanentemente proyectos de Innovación de nuevos productos / servicios, y crean condiciones internas para desarrollar procesos para impulsar el crecimiento y ventajas estratégicas dentro de la organización. El talento humano se vuelve toral y de capital importancia en los asuntos de desarrollo. Es aquí en donde verdaderamente se buscan diferenciadores para la empresa. Ahora ya se ha trabajado fuertemente en la Institucionalización de la empresa así como en su Gobierno Corporativo. El enfoque ahora es hacia el desarrollo de nuevos productos y nuevos servicios.

Innovar es parte o debería de ser parte de la filosofía empresarial. Es una forma de vida y requiere de inversión de capital financiero y talento para llevar a buen puerto los procesos de innovación.

Ahora bien, por qué los procesos y etapas de innovación fallan en las compañías?

  • Falta de un modelo integral (Proceso estructurado de Innovación y Resultados).
  • Falta de continuidad y apoyo (3 -4 años para incluir totalmente la cultura de innovación a la empresa).
  • Falta de capacitación y dominio de las mejores prácticas de innovación en la cultura de la empresa.
  • Falta de habilidad para desarrollar y administrar personal con talento.
  • Visión a corto plazo.
  • Visión de futuro y planeación estratégica de largo plazo incompleta.
  • Falta de cultura de riesgo y espíritu emprendedor.
  • Empresa cerrada a colaborar con el exterior.
  • No están maduras las etapas de control de la operación y mejora continua.
  • Falta de reconocimiento al personal.
  • Cultura de Aversión de las Finanzas a invertir en activos intangibles y administración de riesgo.
  • Manejo de la inversión de Innovación como Gasto vs. Inversión.
  • Planeación financiera a largo plazo no respaldada por portafolio de proyectos (Crecimiento inorgánico vs. Orgánico).
  • Falta de conocimiento del valor presente neto del portafolio de proyectos de innovación a 5 años.
  • Deficiente administración financiera de proyectos de innovación (Por etapas y entregables).
  • Sistema inadecuado de contabilidad de costos por proyecto (Inversiones y gastos de proyectos.
  • Ausencia de post audit-financiero para evaluar creación de valor al concluir proyectos.

Con todo esto, ¿realmente su empresa tiene una cultura de Innovación?

Anuncios