Etiquetas

,

¿Por qué mucha gente permanece tranquila y pacífica cuando algún plazo se avecina, ante reuniones pesadas, despidos inminentes y cambios turbulentos? ¿Y por qué esta gente aparentemente imperturbable son los únicos que consistentemente avanzan en sus vidas y en sus carreras?

La clave es su resiliencia – Más que la experiencia o entrenamiento, la resistencia ante situaciones estresantes y cambios rápidos determinan si ultimadamente tienes éxito o fracaso en tu campo de trabajo. Esto permite manejarte incluso en condiciones tumultuosas, de cambiar desastres potenciales a oportunidades de crecimiento.

La gente resistente parece tan capaz que es fácil pensar que nacieron así. Las buenas noticias son que la resistencia ante los problemas de la vida no es un rasgo innato de la personalidad, sino un conjunto de habilidades y actitudes que de hecho puedes aprender y desarrollar actualmente. Basado en un estudio de 12 años a los empleados de “Bell Telephone” en Illinois, que experimentaron un inmenso cambio organizacional, así como cientos de estudios subsecuentes y consultoría de primera mano y experiencia en entrenamiento, aprendimos lo que te lleva al éxito incluso en los contextos más perturbadores.

Ciertamente, algunos jóvenes ya muestran signos de resiliencia. Piensa en los jóvenes ansiosos por aprender todo e interesados en todo lo que los rodea, comparados con los jóvenes menos involucrados en la vida. Pero, incluso si adultos más resilientes reportan infancias entusiastas y determinantes, sería un error concluir que los genes determinan la resiliencia. Después de todo, sabemos que algunas personas se vuelven más resilientes sólo más tarde en su desarrollo. Así que, ¿de dónde proviene la resiliencia?

EXPERIENCIAS TEMPRANAS QUE CONSTRUYEN LA RESILIENCIA

Estrés temprano – Interesantemente, muchos de los colaboradores que salieron altos en resiliencia en las pruebas reportaron haber tenido vidas tempranamente estresantes. Su estrés incluyó enfermedades serias en ellos o en miembros de su familia, madres solteras, divorcios, dificultades financieras, desempleos, alcoholismo o abuso de sustancias en miembros de su familia, y frecuentemente, cambios destructivos de residencia. Estos primeros años de vida fueron más estresantes que los reportados por aquellos empleados menos resilientes.

Sentido de propósito – Otra característica importante de aquellos altos en resiliencia es que muchos de ellos calificaron a sus padres identificándolos como especiales en algún sentido importante. Talentos, habilidades, madurez, y otras únicas y definidas características contribuyeron a los padres para elevar el rol de los niños dentro de la familia. Tanto los padres apoyaron estas capacidades de los jóvenes a través de alentar sus talentos con regalos, como asignándoles responsabilidades en la familia, o ambos. Estos niños desarrollaron un sentido afilado de dirección con propósito en su escuela, comunidad y actividades de trabajo. En contraste con jóvenes menos resilientes, estos niños surgieron más resistentes y fueron sensibles a la promoción de oportunidades de crecimiento y fueron creativos en forjar nichos que expresan plenamente para sí mismos.

Confianza nutrida – En la escuela, profesores u otros adultos descubrieron y alimentaron a estos jóvenes. Esto ayudó a su confianza. Esta apertura a los jóvenes e involucramiento con el ambiente trajo consigo la atención de sus profesores. En cualquier evento, la alta resiliencia de los colaboradores ha encontrado estimulante aprendizaje y diversión. Ellos esperaban aún más de sus esfuerzos para conducir a buenos resultados y apreciaban sus roles centrales en casa y en la escuela. Cuando estos jóvenes más resilientes encontraron frustraciones personales o retrocesos, utilizaron la ayuda y aliento de otros.

LAS SIGUIENTER 10 ACTITUDES RESILIENTES TE AYUDARÁN A CAMBIAR EL ESTRÉS DEL TRABAJO EN TU VENTAJA
1. Permanece involucrado con lo que está sucediendo, en lugar de estarlo evadiendo (Compromiso)
2. Trata de tener influencia sobre los resultados, en lugar de rendirte (Control)
3. Recuerda que el estrés y el cambio son normales y son un estímulo a tu crecimiento (Reto)
Afrontamiento transformacional
4. Cuando hay estrés, no te permitas negar, sobre reaccionar, evadir o atacarte.
5. Coloca al estrés en una perspectiva más amplia, así será más tolerable.
6. Analiza cada estrés, así puedes ver la mejor forma para disiparlo.
7. Haz un plan de acción decisivo para convertir ese estrés en una ventaja, y dale seguimiento.
Soporte social
8. No actúes de una forma que permita a los conflictos arrastrarte con aquellos quienes te rodean o que empeoren los conflictos.
9. Pon a cada conflicto en una perspectiva más amplia y analiza tu rol, así como el de la otra persona involucrada.
10. Toma acciones unilaterales para resolver cada conflicto remplazándolo, en su lugar, con un patrón de dar y recibir apoyo y aliento.

Cómo adquirir resiliencia en la adultez
Siempre y cuando puedas utilizar las experiencias de vida para crecer, psicológica y socialmente, podrás aprender a ser resiliente como resultado. La resiliencia falla en la trampa que hay al pensar que una vez que has alcanzado la adultez, eres quien eres y nada podrá cambiarlo. Una investigación de la efectividad en el entrenamiento de resiliencia muestra un número de resultados benéficos que persisten a través del tiempo:
• Los entrenados se vuelven más imaginativos acerca de cómo cerrar la brecha entre sus necesidades y las de su compañía y compañeros de trabajo. Ellos ya no son superados por el pánico, la ira y el desapego.
• Ellos se sienten con más autoconfianza, ya que piensan a través de todos los cambios que están teniendo. Ya no se sienten inadecuados y vulnerables.
• Se sienten más enérgicos y entusiastas sobre una base del día a día. Tienen menos dolores de cabeza, trastornos estomacales, dolores y penas, y no tienen problemas para salir de la cama.
• Se sienten más involucrados en los eventos a su alrededor, y realmente sienten que pueden hacer una diferencia. No se sienten como víctimas siendo depredadas por aquellos que tienen poder.
• Tienen un sentido de un mejor futuro para ellos mismos, en lugar de pensar que es sólo otra gente la que puede obtener lo que ellos quieren en la vida.
• Ellos posponen menos, evitan menos y se estresan menos de lo que comen y beben.
• A medida que llegan a sentirse menos abrumados y poderosos, cortan las reglas de la indiferencia
• Se sienten más flexibles y abiertos a lo que suceda. Es menos probable que se atasquen en las viejas creencias acerca de cómo funciona el mundo, a medida que estén más abiertos a posibilidades y a cómo pueden de hecho mejorar sus vidas.

EN CONCLUSIÓN:

Desarrollar la resiliencia de la gente es nuestro trabajo. Disfrutamos ayudar a la gente a mejorar su fortaleza y como consecuencia, a impulsar su rendimiento, salud, moral y conducta. Parece claro para la investigación que el hecho de que los adolescentes y adultos puedan aprender a adaptarse, no está sólo en los genes. Nuestra meta es ayudar a la gente a sobrepasar exitosamente cualquier reto de trabajo que se interponga en su camino.

Notas de Salvatore R. Maddi and Deborah M. Khoshaba

Anuncios