Etiquetas

, , , ,

¿Porqué en México los ejecutivos efectivos, los que generan resultados rotan tanto de empresa a empresa, de institución a institución?, ¿Será un tema relativo al dinero?, ¿Será sólo un asunto de clima laboral?, ¿Es la falta de confianza y credibilidad hacia las empresas e instituciones en las que laboran?.

QUÉ ES LA CONFIANZA?

El término confianza se refiere a la opinión favorable en la que una persona o grupo es capaz de actuar de forma correcta en una determinada situación. La confianza es la seguridad que alguien tiene en otra persona o en algo. Es una cualidad propia de los seres vivos, especialmente los seres humanos, ya que aunque los animales la posean, estos lo hacen de forma instintiva, al contrario que los humanos, que confían conscientemente. Al ser algo que se hace consciente y voluntariamente, supone trabajo y esfuerzo conseguirla. A pesar de que sea costoso llegar a ella, se caracteriza por ser una emoción positiva.

Según Laurence Cornu, doctora en filosofía: “la confianza es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una actitud que concierne el futuro, en la medida en que este futuro depende de la acción de otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse del no-control del otro y del tiempo”.

De acuerdo con las teorías que abordan este tema, se trata de una suspensión temporal de la situación básica de incertidumbre sobre las acciones de las personas, es decir, se dejan de lado las dudas y se cree firmemente. La pérdida de confianza se debe a un agotamiento emocional, causado por la mala intención de la persona, que fomenta la incapacidad de cumplir con lo prometido de forma continuada en el tiempo. La confianza, por tanto, simplifica las relaciones personales y ayuda a entenderlas.

Para la psicología social y la sociología, el término confianza consiste en la idea que se forja una persona sobre las conductas que realizan los de su alrededor. Es el pensamiento con el cual una persona cree que será capaz de actuar de una cierta manera frente a una determinada situación.

La confianza puede clasificarse en términos individuales (la confianza en uno mismo) y también, en términos sociológicos (la confianza que los demás tienen de nosotros y viceversa). La confianza en un individuo hace que esa persona llegue más fácilmente a sus propósitos, siempre dependiendo de sus experiencias, de su personalidad y del ambiente que le rodea. Por otro lado, la confianza mutua con los compañeros ayuda a generar una convivencia adecuada para el entorno de cada persona.

Muchas personas, empresas e instituciones dicen ser confiables porque han generado un cierto nivel de “credibilidad” a través del tiempo, sin embargo su nivel de consistencia entre lo que hacen, piensan y dicen no es el mismo.

Existen en algunos de estos personajes o instituciones diferente asignación de beneficios con base a pertenecer o no a cierto grupo específico manejado por la Alta Dirección. “Si no estás con ellos, entonces no tendrás lo mismo”, a pesar de ser un ejecutivo de la organización. Situaciones como programas de capacitación, planes específicos de carrera y vida dentro de la empresa, consideraciones a beneficios para sus familiares, -como becas de estudio-, que sólo tendrán si perteneces a ese club “selecto y cerrado” de la alta dirección.

Las empresas no tienen claro y definido planes de carrera y vida; la asignación se realiza en función de las relaciones interpersonales que logran realizar en su estadía o fuera de ella con la Alta Dirección.

No importa para muchas empresas y organizaciones lo que se haga o deje de hacer, no importa si los resultados son adecuados o no lo son, lo más importante es pertenecer al club de poker, de dominó, de viajes, religioso, o sea al Club de “Toby o de Lulú” para que se pueda garantizar tu estabilidad y continuidad en la empresa.

¿Esto genera credibilidad en las empresas hacia los ejecutivos?
Pero entonces: ¿Qué es credibilidad?

Credibilidad es la cualidad de creíble (que puede o merece ser creído). El término procede del vocablo latino credibĭlis. Por ejemplo: “Ella perdió toda la credibilidad conmigo cuando me mintió acerca de su relación con Lautaro”, “Es un hombre respetado y de mucha credibilidad”, “La doctora Irene Sánchez construyó su credibilidad gracias a la honestidad de su trabajo cotidiano”.

La credibilidad, por lo tanto, hace referencia a la capacidad de ser creído. No está vinculado a la veracidad del mensaje, sino a los componentes objetivos y subjetivos que hacen que otras personas crean (o no) en dichos contenidos. Para tener credibilidad, la persona o la información deben generar confianza.

Un individuo puede estar diciendo la verdad sin que nadie le crea. En cambio, otro sujeto puede mentir mientras sus interlocutores creen que dice la verdad. Esta diferencia está vinculada a la credibilidad de las personas y a su capacidad para convencer al prójimo.

Es importante tener en cuenta, de todas formas, que la credibilidad suele estar estrechamente relacionada con la verdad. La persona, empresa o institución que ha demostrado que transmite la verdad, gana credibilidad; en cambio, quien es sorprendido con mentiras, difícilmente logre construir credibilidad.

¿Porqué mentir, tratar diferente a las personas y ejecutivos de una empresa?
Ahora podemos entender porqué las personas y los ejecutivos rotan por las empresas.

El que un ejecutivo de una organización se vaya de ella, implica un costo muy elevado mínimo de seis meses del salario del empleado que partió amén de los costos de los proyectos inconclusos que se han dejado por esta partida. La curva de aprendizaje es muy alta en la búsqueda de un nuevo ejecutivo para la misma posición, sin embargo existen empresas e instituciones que aún piensan y consideran que los seres humanos y por ende los ejecutivos son unas piezas absolutamente reemplazables en una organización. ¡Qué falta de sensibilidad de la organización!.

La continuidad en las empresas depende realmente de la consistencia, coherencia de las acciones con los pensamientos; de creer realmente en las personas y sobre todo el hablar con la verdad.

Recordemos: Una media verdad es una doble mentira. Ahora bien: ¿Usted es creíble y confiable como persona, empresa o institución?

Anuncios