Etiquetas

, ,

TRAMPA DE LA REAFIRMACIÓN DE LA EVIDENCIA

Más peligrosa que la trampa de los costos subterráneos que hemos considerado, es la trampa de la reafirmación de la evidencia. Aquélla consistía en ocultar los errores, esta última consiste en querer demostrar, a toda costa, que la decisión tomada ha sido correcta. Es lo que se llama verificación de la hipótesis: tenemos una hipótesis, decidimos conforme a ella, y buscamos todos los hechos que concedan razón a nuestra hipótesis.

Ahora bien, para que la creatividad se despliegue libremente es preciso adoptar una postura inversa: no hay que trabajar bajo el esquema de la verificación de la hipótesis, sino bajo el de la falsificación de la hipótesis.

Uno de los filósofos de mayor categoría en este siglo, Karl Popper, decía que cuando se tiene la asunción de una hipótesis verdadera, se debe buscar inmediatamente, con toda sinceridad, la falsificación de ella: si hay algo que consideramos acertado, lo que debemos buscar fundamentalmente son los hechos que contradigan nuestros supuestos aciertos. Mientras estos hechos no contradigan nuestra decisión, ésta podría considerarse como acertada.

Puede afirmarse, en un cierto sentido, que Karl Popper se muestra aquí un tanto escéptico. En efecto, nunca podríamos llegar a saber que la hipótesis es cierta, porque siempre es posible encontrarnos un hecho que la contradiga. Basta, sin embargo, que la hipótesis se sostenga después de haber buscado durante un cierto tiempo los hechos adversos, para que podamos considerarla acertada. Lo importante es seguir un procedimiento que difiere de aquel que consiste en andar buscando hechos y evidencias que nos hagan creer que siempre tenemos la razón, puesto que el gerente responsable y creativo debe interesarse en que le concedan razón los resultados futuros, y no tanto los hechos presentes.

Es por ello que, desde un punto de vista psicológico, se recomienda a los directores generales, que tienen a su cargo las decisiones, que hagan caso de quienes les resulten antipáticos, porque éstos siempre tratan de poner de manifiesto los hechos que contradicen sus hipótesis.

TRAMPA DE LA PRESENTACIÓN CONTEXTUAL

Existe una peligrosa trampa en la presentación contextual que subraya las ventajas y oculta los defectos. El riesgo consiste en que nos dejemos llevar por un aspecto del asunto sin tomar en cuenta muchos otros, lo que podría conducir a una decisión errónea.
De hecho, el contexto bajo el cual nos presentan las cosas parecería siempre una magnífica ocasión para tomar decisiones acertadas. Evidentemente, nuestro interlocutor nos hablará de las cualidades de la alternativa que desea que sigamos, y tenderá a ocultar los defectos que implica. En esta clase de situaciones, la persona con visión de síntesis sabe ver al mismo tiempo las ventajas y los inconvenientes, así como los defectos y las cualidades que implica seguir una determinada opción en lugar de otra.
En la toma de decisiones constituyen errores comunes: abandonar una alternativa a favor de otra basándose exclusivamente en los defectos justo cuando la visión sintética conlleva descubrir ventajas y defectos, o seguir una alternativa simplemente porque nos han llamado la atención las ventajas, y no hemos reparado en los inconvenientes.

El desarrollo de la creatividad es parecido al desarrollo de una sinfonía en la que aparece una doble melodía: de una parte, se despliega la creatividad misma; de otra parte, se despliegan una serie de virtudes requeridas por la creatividad para que ésta aflore: el arrojo, la fortaleza y la humildad para reconocer nuestros defectos, aunque éstos queden cuantificados como errores. Es difícil, ciertamente, practicar la humildad: la soberbia nubla nuestra mente haciéndonos ver las cosas de manera diferente de como realmente son. Ahora bien, una buena parte de la creatividad consiste en el reconocimiento de los propios defectos, puesto que es la única manera de liberarnos y de prever el futuro sin los lastres del pasado. Por ello mismo, ante la presentación contextual de una solución, debemos fijarnos más en nuestras limitaciones para emprenderla que en nuestra capacidad para llevarla a cabo.

TRAMPA DE LA PREDICCIÓN

La trampa de la predicción consiste en establecer como absolutamente seguras las predicciones sobre acontecimientos que de suyo son imprevisibles. El engaño consiste en olvidarnos de cuántas veces hemos tomado decisiones equivocadas y pensar, tal vez inconscientemente, que no podemos fallar en la predicción del futuro. Ahora bien, cualquier persona inteligente, así como lleva la cuenta de los buenos negocios, lleva también la cuenta de los malos.

En esta clase de situaciones, podría muy bien aplicarse lo que decía Charles Dickens a través de uno de los personajes de David Copperfield: «Si ganas cien libras y gastas noventa y nueve, serás el hombre más feliz de la tierra. En cambio, si ganas cien libras y gastas ciento una, serás el más desgraciado de todos».

En efecto, es preciso llevar la cuenta de nuestros errores, procurando que ésta sea menor que la cuenta de nuestros aciertos. Es, además, la única manera de no aferrarse a previsiones que pudieran ser falsas. Encontramos en este punto otro de los sentidos importantes de la creatividad: tener la suficiente flexibilidad para cambiar las previsiones en la medida que las circunstancias cambian también. En términos tradicionales, esta cualidad se denomina circunspección, es decir, mirar alrededor para ver qué cambia en el entorno, con el objeto de cambiar nuestras previsiones.

Esta cualidad es particularmente importante en los problemas que plantea el así llamado rolling forecast: se debe ser lo suficientemente flexible para cambiar un presupuesto determinado si así lo requieren las circunstancias siempre variables, en lugar de conservar a cualquier precio el presupuesto original. Si no hay flexibilidad en la toma de decisiones, no hay creatividad. Pero tampoco si no hay presupuesto.

Será conveniente tener en cuenta la ironía de aquel intelectual inglés: hacer predicciones es muy difícil, sobre todo si se refieren al futuro.

Autor: Carlos Llano Cifuentes

Anuncios