Etiquetas

, ,

Factores que afectan la productividad.

Para llevar a cabo una elevación de la productividad, un directivo debe afectar, cuando menos, uno de los siguientes factores:
1) Métodos, Tecnología y Equipo.- Una forma de mejorar la productividad consiste en realizar un cambio constructivo en los métodos, los procedimientos, en la tecnología y en los equipos con los cuales se llevan a cabo los resultados.
2) Utilización de la capacidad de los recursos.- La precisión con la cual la capacidad con que se cuenta para realizar el trabajo se equipara a la cantidad de trabajo que hay que realizar, brinda la segunda oportunidad importante para mejorar la productividad.
3) Niveles de desempeño.- La capacidad para obtener y mantener el mejor esfuerzo por parte de todos los empleados proporciona la tercera gran oportunidad para mejorar la productividad.

Factores que restringen el incremento de la productividad.

Un incremento en la productividad no ocurre por sí solo. Son los directivos dedicados y competentes los que la provocan. Y lo logran estableciendo metas, descubriendo los obstáculos que se oponen al cumplimiento de tales metas, desarrollando un plan de acción para eliminar esos obstáculos y dirigiendo con efectividad todos los recursos a su alcance en pos del mejoramiento de la productividad. Varios son los factores que actúan contra el cumplimiento de las metas relacionadas con la productividad. Algunos de estos factores restrictivos son generados por la propia organización o por sus miembros. Otros surgen en el exterior y, por lo mismo, están menos sujetos al control de los directivos. En seguida se listan los factores restrictivos más comunes:

Factor Número 1: Incapacidad de los dirigentes para fijar el tono y crear el clima propicio para el mejoramiento de la productividad.

Todos los dirigentes son responsables de desarrollar y mantener un clima laboral favorable para cumplir las metas organizacionales. A lo largo de períodos más o menos extensos, las actitudes de cualquier grupo de trabajo se ven influidas por el dirigente. El clima de cualquier situación laboral no sólo refleja las actitudes y los sentimientos individuales del grupo. Administrar es dirigir; dirigir equivale a aceptar la responsabilidad del desempeño del grupo.

Factor Número 2: Problema de los reglamentos gubernamentales.

Una reglamentación cada vez mayor en las organizaciones ha tenido efecto negativo sobre la productividad, los reglamentes del gobierno, cada vez más extensos y algunas veces faltos de juicio han minado los recursos de las organizaciones.

Factor Número 3: El tamaño y obsolescencia de las organizaciones tienen un efecto negativo sobre el aumento de la productividad.

Cuanto más grande se vuelva una organización, mayores serán los obstáculos a los que deban enfrentarse las comunicaciones internas, la unicidad de propósitos y el cumplimiento de los resultados.

El número de niveles con que cuenta una organización también afecta a la productividad. Es evidente que cuanto más niveles haya, mayores serán los costos. Demasiados niveles, incluyendo la proliferación de puestos de “auxiliar” o de “auxiliar de”, son una garantía casi total de que una organización padece de arteriosclerosis.

Los esfuerzos de los directivos tienden a fragmentarse y a duplicarse, la coordinación se vuelve más difícil, las comunicaciones se hacen más lentas y se desvirtúan, y la toma de decisiones se retrasa. “En estos tiempos de cambios rápidos, una organización debe ser dinámica, si desea sacar el máximo provecho de las oportunidades mientras mantiene al mínimo sus costos”. En otras palabras, la estructura de la organización debe ser más operativa y no más burocrática.

A medida que las organizaciones crecen y se vuelven más complejas, los directivos y los analistas dependen cada vez más de la información “procesada” y cada vez menos de las observaciones y experiencias personales. Antes que les llegue, la información cruda que detalla lo que realmente está sucediendo ha sido clasificada, condensada y algunas veces, alterada. Esta es la razón por la cual todos los altos ejecutivos y todos los analistas deben bajar de sus torres de marfil en forma periódica y echar un vistazo largo y penetrante a esa realidad no procesada y no filtrada y como no hay imposibles para la persona que no tiene que realizar las cosas por si mismo, en la mayor de las organizaciones las oportunidades de criticar son ilimitadas.

Factor Número 4: Incapacidad para medir y evaluar la productividad de la fuerza de trabajo.

La fuerza de trabajo, en la que predominan los obreros, ahora está formada sobre todo por los empleados. Esta cambio ha tenido lugar antes que la mayor parte de las organizaciones hayan tenido tiempo para determinar la forma más precisa de cuantificar la producción real, física y tangible de sus obreros. Puesto que el desempeño de los empleados por lo general es menos físico y tangible, pocas son las organizaciones que se han puesto a cuantificarlo y mucho menos a medirlo. En la mayor parte de las organizaciones, una medición que tenga sentido es la excepción más que la regla. Sin embargo, tales mediciones son esenciales cuando se desea lograr una elevación de la productividad.

Al carecer de mediciones, es imposible efectuar evaluaciones. Cuando se han implantado medidas de productividad, es posible vigilarlas y compararlas contra los objetivos. Las variaciones desfavorables pueden detectarse con prontitud y la atención de los directivos puede dedicarse a la corrección de los problemas correspondientes.

Factor Número 5: Los recursos físicos, los métodos mediante los cuales se presenta y se lleva a cabo el trabajo, así como los factores tecnológicos actúan en forma individual y combinada para restringir la productividad.

Los recursos físicos incluyen las instalaciones o lugar de trabajo, diseño y disposición: La forma como están dispuestas las cosas, su tamaño y capacidad.

La maquinaria y el equipo, así como las materias primas, con frecuencia restringen la productividad. Si la maquinaria y el equipo son antiguos, están desgastados, son poco seguros o se usan indebidamente, la producción será la que sufra las consecuencias.
La calidad de las materias primas que se empleen y la continuidad de su abastecimiento también afectan la productividad.
En el área de producción, el diseño del producto y la facilidad con que pueda fabricársele tienen un importante efecto en la productividad.

Anuncios