Etiquetas

,

La mejora de la empresa existente conduce a una mejor realización de las cosas. Pero, ¿cuáles son las cosas diferentes que hay que hacer?. Aquí hay dos categorías diferentes de oportunidades:

1)Los reemplazos: de productos, actividades y esfuerzos presentes que están casi bien, por productos, actividades y esfuerzos que están completamente bien.
2)Las innovaciones: el grupo que presenta mayores oportunidades, aunque sea pequeño.

Los reemplazos merecen prioridad únicamente su mediante un pequeño cambio se puede convertir un producto casi bueno en uno adecuado al diseño de la empresa ideal.

Un reemplazo nunca debe presentar grandes dificultades técnicas. Debe producirse al comprender lo siguiente: “Ahora nos damos cuenta de la falla que tiene este producto; este mercado; esta actividad. Ahora notamos, de repente, lo que hicimos mal o dejamos de hacer,” Lo que cambia no es el producto mismo –si no está casi bien no hay que perder tiempo y esfuerzos en él-, sino la forma en que la empresa ve, presenta y usa el producto.

La innovación es el diseño y desarrollo de algo nuevo, desconocido e inexistente, que dará una configuración nueva a los elementos antiguos, conocidos y existentes. Proporcionará a estos elementos una dimensión económica completamente nueva. Es el eslabón que falta entre tener un número de elementos desconectados, marginalmente efectivos, y un sistema integrado de gran poder.

La innovación no es un invento ni un descubrimiento. Puede requerir ambas cosas: esto es frecuente. Pero lo más importante para ella no es el conocimiento, sino el desempeño que, para una empresa, es el desempeño económico. Su esencia es conceptual, más que técnica o científica. La característica del innovador es la capacidad de ver un sistema en lo que para otros constituye elementos desconectados y diversos. La innovación no mejora con el tamaño. Por el contrario, mientras más pequeña, mejor será. Es, para repetirlo, el intento exitoso de encontrar y proveer la pieza pequeña que falta para convertir los elementos ya existentes –conocimiento, producto, demandas del cliente, mercado- en un nuevo conjunto más productivo.

Para encontrar las áreas en las que la innovación podría crear las mayores oportunidades, hay que preguntar: ¿Qué es lo que falta para dar efectividad a lo que ya es posible? ¿Qué pequeño paso transformaría nuestros resultados económicos? ¿Qué pequeño cambio alteraría la capacidad de todos nuestros recursos?

La descripción de la necesidad no es la satisfacción de la misma. Pero la descripción de la necesidad proporciona la especificación de los resultados deseables. Entonces se puede decidir si es posible obtenerlos. La innovación sirve para encontrar el potencial empresario y para construir el futuro. Pero su primera aplicación es la estrategia para dar completa efectividad al presente y acercar la empresa existente a la empresa ideal.

Notas del libro: La gerencia efectiva de Peter Drucker

Anuncios