Etiquetas

“El hombre sabe a menudo lo que hace. Nunca sabe qué hace lo que él hace”(Paul Valéry). En una avalancha, ningún copo de nieve se siente responsable” (Stanislaw Jerzy ).

Existen tres ámbitos de responsabilidad: 1) La responsabilidad por nuestros actos (ej. Adán y Eva) 2) La responsabilidad por nuestro prójimo (ej. Caín) y 3) La responsabilidad por todo el planeta (ej. Noé). Pero en realidad de qué nos sentimos responsables?. A medida que la relación entre un autor (causa) y un acto (efecto) se diluye, la percepción de la responsabilidad se diluye, y entonces: ¿Cómo sentirse responsable del cambio climático?, ¿del dumping social y fiscal internacional?, ¿de la pérdida de bio y etno-diversidad?, ¿de la explotación de los trabajadores pobres?.

La definición de Responsabilidad Social según el ISO 26000 es: la responsabilidad de una organización por los impactos de sus decisiones y actividades, -que incluyen productos y servicios, esferas de influencia y responsabilidad en la cadena de producción-,  en la sociedad y el medio ambiente, a través de una conducta y ética que contribuya con el desarrollo sostenible, incluyendo la salud y el bienestar de la sociedad, que tome en cuenta las expectativas de las partes interesadas (stakeholders), que cumpla con las leyes y sea compatible con las normas internacionales de conducta y sea integrada en la totalidad de la organización y puesta en práctica en todas sus relaciones.

La Responsabilidad Social amplía las responsabilidades cuando se vuelve “social”, y ya no personal, cuando extiende las fronteras de la responsabilidad, de cara a los nuevos problemas globales que tenemos que enfrentar. La Responsabilidad Social genera creatividad política, genera nuevas redes de cooperación para una sociedad responsable de sí misma, que se observa y cuida a sí misma.

Pero en las empresas ¿de qué somos responsables? Será de lo que hacemos como la responsabilidad moral –frente a los demás-, de la responsabilidad jurídica –frente a la ley o será de lo que hace lo que hacemos como la responsabilidad social –frente a los impactos de las acciones colectivas  que provocan las “avalanchas” sociales-.

Si verdaderamente deseamos generar un cambio en las organizaciones para buscar un proceso sustentable a largo plazo, deberemos de iniciar contestando tres preguntas sobre la gestión socialmente responsable: 1)¿Cuáles son nuestros impactos negativos? –Autodiagnóstico organizacional- 2)¿Qué debemos hacer para suprimirlos? –Planificación de mejora continua- 3)¿Con quien debemos asociarnos para lograrlo?-red inter organizacional de corresponsabilidad-.

En qué etapa se encuentra su organización respecto a la Responsabilidad Social?

Notas de: Francois Vallaeys

Anuncios