Etiquetas

,

A partir de los años 80´s, con Eliyahu M. Goldratt, hemos escuchado que el fin último de la empresa es el de ganar dinero, la teoría de restricciones ha sido un parte aguas en la administración y manejo de muchas compañías, sin embargo muchas de las empresas familiares en México, que son la base económica y mayoría en el país, no han aprendido el cómo competir, ser rentables, mantener en crecimiento a  su personal, ser productivas y al mismo tiempo ganar dinero.

Cuando las empresas empiezan a tener problemas de flujo de efectivo y esto lleva a tener pagos retrasados a sus proveedores, pensar y solicitar préstamos bancarios con altas tasas de interés y presiones financieras innecesarias para la compañía, habría que preguntarse qué hacer para solucionar esta situación.

Pongamos un breve ejemplo de esta situación en la vida cotidiana. Digamos que Usted va a realizar una fiesta en su casa y ha decidido adquirir, entre otras cosas, varias botellas de tequila con un precio unitario de 400 pesos. El número de botellas que ha decidido es de 6, considerando el número de invitados y el gusto por la bebida de agave azul. La inversión que Usted realizó para la compra de esta bebida es de $2400 pesos totales y el dinero que se generó de la compra provino de su sueldo o ahorros.

Al final de la fiesta, Usted se da cuenta de que le han quedado sin abrir 3 botellas de tequila, o sea $1,200 pesos. Aquí la pregunta, si es que se realiza es: Qué hacemos con estas bebidas? Las respuestas pueden ser varias: 1) Intentar devolver a la tienda para que le re embolsen su dinero, 2) Regalarlas a sus mejores amigos ó 3) Guardarlas para la “otra”, entre otras muchas alternativas de solución. Pensemos que Usted toma la decisión de la alternativa número 3 y guarda las botellas en su cava, despensa ó alacena, para no tener que responsabilizar a nadie más.

Cuando Usted decide limpiar su cava, una de las botellas ($400 pesos) cae al suelo y se rompe en mil pedazos. Dado que no podremos recoger el líquido a través del método de esponja o del popote, nos damos cuenta de que el líquido se ha ido directamente al caño. Y su dinero???? TAMBIEN…

Esto es lo que pasa cuando empezamos a tener incrementos en los inventarios, tanto en materia prima, en proceso, en productos terminados y en refacciones.

Desea usted saber en dónde se encuentra estacionado su dinero? Dese vuelta a sus Almacenes, revise sus inventarios de refacciones y verá cómo tiene partes de equipos que ya no existen, que se ha cambiado o que compró con aparente ventaja de no originales.

Anuncios